Desde hace unos meses Google penaliza muy mucho las paginas que no tienen instalado el certificado SSL, no lo tienes todavía?

Por solo 29,90€ te lo instalamos. Contacta con nosotros

Tienes dudas? no sabes lo que es?

Te lo explicamos:

“Hola, ¿Y tu quien eres?”

Supongamos que buscas a Paco Martinez para contarle algo privado. No parece difícil, pero no sabes quién es Paco. No sabes siquiera cómo es, si es un niñp, si es rubio… sólo sabes dónde está. Así que vas a donde suele estar, y ves a un hombre. Puedes preguntarle si él es Paco, pero sería un poco ingenuo fiarse de lo que te dice un desconocido por la calle. Igual no es Paco. Una forma de asegurarse de que es realmente él sería pedirle un documento, algo que certifique que esa persona se llama Paco Martinez. En la vida real (pasando por alto lo poco real de esta situación) le pedirías su DNI, por ejemplo.

Pues bien, en Internet pasa lo mismo. Necesitas un “DNI” para los servidores, un documento “oficial” que te asegure que ese servidor es el de Google y no un impostor. La cuestión es cómo lo hacemos oficial: necesitamos una autoridad de la que nos fiemos

La solución a este problema son los certificados SSL, que más que un documento como el DNI son sellos. Tienen una parte privada, que se queda el servidor, con la que “sella” y deja una firma en las comunicaciones. El sello contiene el nombre de dominio y acredita que efectivamente te estás comunicando con Google. Además, nadie más puede replicarlo: no puedes coger un documento, recortar el sello y pegarlo en otro documento. De la misma forma, un intruso no puede interceptar una petición a un servidor, modificarla y reenviártela porque entonces el “sello” (firma) no sería válido.